Sistema ecológico para malas hierbas “Grass Killer” de Caffini

Caffini recibe en EIMA el galardón Novedad Técnica gracias a su novedoso sistema Grass Killer para la erradicación de las malas hierbas.

Tras tres años de pruebas e investigaciones, CAFFINI puede afirmar que su Attila es un verdadero “Grass Killer” ya que elimina las malas hierbas de viñedos y frutales de manera efectiva e innovadora. Se trata de un eliminador de malas hierbas totalmente ecológico, por alta presión de agua (1000 Bar), que penetra hasta 6 cm de profundidad en las raíces de las malas hierbas.

 

El galardón otorgado se debe a su novedoso sistema para la erradicación de las malas hierbas, basado en el uso del agua a temperatura ambiente inyectado con un sistema por alta presión, un método completamente nuevo que supone un cambio en este tipo de tratamiento, fruto del esfuerzo de la empresa por la innovación.

Grass Killer actúa bajo el césped gracias a las boquillas especiales alimentadas por una bomba a 1000 atm, montada en la cabeza de una rotativa de alta velocidad. El ángulo del flujo de agua y la alta presión destruye las raíces de las malas hierbas a una profundidad de unos 6 cm, y después de dos días, bajo el follaje de las plantas está completamente limpio.

Sólo dos tratamientos anuales son suficientes para garantizar la ausencia total de las malas hierbas. El consumo de agua es de aproximadamente 10 litros / min. unos 33 cm3 por metro lineal.

El proyecto inicial llamado “Attila” comenzó en 2012, e implicó la colaboración de una de las más importantes empresas vinícolas biológicas, en el área de producción de Amarone Valpolicella – Verona – Allegrini Estates. En esta empresa se llevaron a cabo durante dos años, los ensayos de la máquina para determinar sus efectos sobre las malas hierbas entre las filas, y el examen de daños a las plantas. De este prototipo nace Grass Killer, eliminador de malas hierbas por agua a temperatura ambiente.

Grass Killer está disponible con tanques de 1.000, 1.500 y 2.000 l.

– Pulsador para el control del suministro de agua, y para el accionamiento de los movimientos hidráulicos.

– Ajuste telescópico de trabajo, y una función de anchura de filas. 3.- Ajuste del cabezal.

– El innovador ajuste hidráulico de la sensibilidad en la cabeza permite su uso incluso en presencia de plantas jóvenes, con total seguridad para las mismas.

Grass Killer con sólo dos tratamientos anuales resuelve los problemas del control químico de malezas, ó por mecanizado, u otros sistemas más o menos eficaces de control de malezas. Preserva las plantas y actúa en profundidad, como aparato radicular de las malas hierbas. También desempeña impecablemente su función de eliminación de malezas, incluso en suelos de piedra o pedregosos.

 

http://profesionalagro.com/noticias/sistema-ecologico-para-malas-hierbas-grass-killer-de-caffini.html